Viaje a Palestina

¡Qué bien que te unas a nosotr@s en Palestina! La siguiente información te ayudará a hacer tus planes de viaje. Por favor ponte en contacto con nosotr@s para consejos y ayuda adicionales.

Temas sobre el viaje

Las autoridades israelíes controlan todas las entradas fronterizas a Palestina y a muchos de los visitantes que han intentado acceder a través de estos puestos fronterizos se les ha negado alguna vez la entrada.

Aunque las autoridades israelíes niegan tener una política de denegación de entregada a todas las personas relacionados con el ISM, a los viajeros que se identifican como voluntarios del ISM ante el personal de frontera israelí se les deniega casi sistemáticamente la entrada. A menudo, también deniegan la entrada a otros activistas de derechos humanos, trabajadores de ONGs y personas individuales que expresan interés en visitar a los palestinos y los Territorios Ocupados o que expresan simpatía por la causa palestina.
Los viajeros que vienen en solidaridad con el pueblo palestino y/o a apoyar la resistencia palestina no-violenta se enfrentan pues a una difícil situación. Si admiten el motivo de su visita al personal de fronteras israelí y admiten cualquier relación con el ISM, lo más probable es que se les deniegue la entrada. Si manifiestan otras razones para su visita, también pueden ser acusados de mentir a las autoridades israelíes y serles denegada la entrada por este motivo.

Ante este dilema, algunos activistas prefieren no hablar de sus motivaciones y en lugar de eso dan otras razones para su visita, tales como visitar Tierra Santa, visitar a un amigo israelí, turismo, etc. Estos activistas generalmente prevén un plan claro para su visita, incluyendo lugares en los que estarán dentro de Israel y nombres, direcciones y números de teléfono de personas que visitarán (sin mencionar visitas a palestinos).

El llevar material del ISM contigo casi seguro será la causa de que las autoridades rehúsen dejarte entrar. Es probable que tu equipaje sea inspeccionado cuando llegues al aeropuerto o frontera. Incluso el solo hecho de llevar materiales relacionados con los palestinos y Palestina te hace más proclive a un interrogatorio prolongado y finalmente a una denegación de entrada.

Hay varias formas de viajar a Palestina:

1. A través del aeropuerto Ben Gurion – Tel Aviv
2. A través de Jordania (puente Allenby, puente Sheikh Hussein o Aqaba)
3. A través de Taba, Egipto.

Aquellos activistas que eligen identificarse a las autoridades israelíes como voluntarios del ISM deberían llegar a través del Aeropuerto Ben Gurion y estar preparados para ser detenidos inmediatamente a la llegada y posteriormente hacer esfuerzos para resistirse a la deportación mientras se hace una apelación legal ante los Tribunales Israelíes contra la deportación. Si has planificado decir a las autoridades israelíes de fronteras que vas a unirte al ISM hay que preverlo y notificárselo a un abogado y/o al ISM antes de la llegada.

Cualquier persona que sea retenida en el aeropuerto y a quien se le deniegue la entrada, será llevada a una celda de contención hasta que las autoridades puedan ponerles en un vuelo de regreso a su punto de origen. Esto generalmente se hace dentro de las 24 horas, a menos que el activista rehúse embarcar en el avión y/o diga a la tripulación que no cumplirá con sus instrucciones de despegue.

Si te identificas como del ISM y llegas por los cruces fronterizos terrestres de Jordania o Egipto lo más seguro es que te obliguen a volver a Jordania o Egipto sin ninguna oportunidad de apelar tu denegación de entrada.

1. Llegando a Tel Aviv

Después de pasar por el control de frontera y entrar en el país por el Aeropuerto Ben Gurion puedes encontrar un servicio regular de transporte a Jerusalén justo a la salida de las puertas del aeropuerto, a la derecha. Son minibuses que esperan hasta que se llena (10 pasajeros) y van a Jerusalén por 50 Nuevos Shekels Israelíes (NIS) por persona (aproximadamente 10 euros). Dejará a cada persona donde él o ella quiera en Jerusalén. Tú deberías preguntarle por Damascus Gate (Puerta de Damasco), aunque algunos conductores rehusarán llevarte allí. Si es éste el caso, pregúntale por la New Gate (Puerta Nueva) que es la más próxima a la Damascus Gate y está a una distancia corta andando. Depende del orden en que seas dejado, el viaje hasta Jerusalén puede tardar de 40 minutos a más de una hora.

2. Llegando vía Jordania

Si decides venir vía Amman, Jordania, puedes ser interrogado por las autoridades israelíes cuando llegues a la frontera. Te preguntarán por qué llegas a Israel desde Jordania. Si vas desde el aeropuerto Queen Alia de Aman a la frontera el mismo día, te preguntarán por qué no has volado directamente a Tel Aviv si no haces una estancia en Jordania.

Si vienes por Jordania, tendrás que viajar a uno de los tres puestos fronterizos con Israel.

2.1. Aqaba/Eilat al sur

Éste es el más lejano y realmente no recomendado a menos que quieras visitar Aqaba o Eilat (en el lado israelí). Este cruce de fronteras está a unas 4 horas de Amman por taxi o autobús y cuando estés en el lado Israelí, otras 4 horas a Jerusalén por autobús.

2.2. Allenby Bridget, vía Amman

Este puesto fronterizo es el más cercano al aeropuerto de Amman y el más cercano a Jerusalén al otro lado de la frontera. Un taxi a la frontera de Allenby Bridge te costará unos 20 dinares jordanos (unos 20,60 euros). A través de este paso los palestinos de Cisjordania entran y salen por lo que generalmente está concurrido. Una vez cruces, no deberías tener ningún problema en conseguir un “service” (taxi compartido) hasta Jerusalén. Si vas a usar este puente para entrar y salir de Palestina, tienes que conseguir un visado de entrada múltiple para Jordania en el aeropuerto o incluso en tu país de origen antes de partir. Esto es importante porque Allenby no es un puesto fronterizo oficial, por lo tanto NO PUEDES conseguir un visado jordano en Allenby Bridge cuando quieras volver a Jordania al final de tu viaje. Si no tienes un visado válido para Jordania, no puedes utilizar este punto para regresar a Jordania. Las otras opciones son ir a la Embajada Jordana en Tel Aviv para conseguir un visado para Jordania antes de que dejes Palestina, o regresar a Jordania cuando te vayas de Palestina a través de uno de los otros dos puestos fronterizos.

2.3. Sheikh Hussein Bridge al norte

Ve con cuidado cuando pidas un taxi en Amman para ir a este puente. Asegúrate que el taxista tiene claro que quieres ir al SHEIKH Hussein Bridge y no al MALIK Hussein Bridge. MALIK Hussein es otro nombre que tiene Allenby Bridge. Esta opción te costará unos 35 dinares Jordanos (36 euros) desde el aeropuerto Queen Alia de Amman al puente. Cuando cruces, la única opción práctica es tomar un autobús a Jerusalén (unas 2 horas de viaje). Esta frontera generalmente está menos concurrida que el paso de Allenby pero tiene el inconveniente de que está más lejos de Jerusalén.

3. Llegando vía Taba, Egipto

Taba es una ciudad egipcia turística localizada en el Norte de la península del Sinaí, a unas ocho horas de autobús desde el Cairo. Hay varios autobuses al día del Cairo a Taba y no son caros. Consulta una guía para más detalles. La situación de cruzar por Taba es similar a la de Aqaba y Sheik Hussein, con la única diferencia de que un gran número de israelíes pasan a diario a través del cruce de Taba para ir de vacaciones al Sinaí. Desde Taba, la ciudad Israelí más cercana es Eilat. Una vez más, hay 4 ½ horas en autobús desde Eilat a Jerusalén.

De todas maneras, lo más sencillo es volar directamente a Tel Aviv. Los principales beneficios de venir a través de Jordania o Egipto es que algunas personas creen que son un poco menos estrictos en las fronteras terrestres, y si te deniegan la entrada, no te ponen en un avión de vuelta a tu país de origen y puedes pasar un tiempo en la región. En el aeropuerto son más estrictos y los controles son mayores aunque si es tu primera vez no deberías preocuparte demasiado.

Una vez llegues a Jerusalén y establezcas contacto con el ISM te acompañarán al lugar donde se llevará a cabo la formación.

Si tienes más dudas o alguna consulta escríbenos a catalunya.ism@gmail.com

¡Nos vemos en Palestina!